más competencia, más inclusión – .

más competencia, más inclusión – .
más competencia, más inclusión – .
---

Hace dos años, el equipo de URF comenzó una tarea abrumadora, pero que se hace con corazón: definir el marco en el que todos los actores del ecosistema financiero podrían tener algunas reglas básicas para brindar y aprovechar los servicios financieros digitales de manera organizada y eficiente. . .

Las dos últimas palabras son críticas, ya que el antiguo sistema financiero se basaba en la construcción de barreras competitivas y acuerdos bilaterales que permitían a una entidad regulada crear barreras de entrada. Lamentablemente, el costo social de este modelo afecta a la gran cantidad de ciudadanos que no tenían acceso a los servicios financieros por considerarlos poco rentables y, además, impedía la interoperabilidad entre entidades.

Durante 2021, la URF lanzó audiencias públicas para escuchar a expertos finanzas abiertas y actores del sistema financiero colombiano, con el objetivo de contar con suficientes bases reales que permitan emitir una regulación adecuada a la realidad colombiana y que responda a las necesidades de sus actores.

Luego de este trabajo, se publicó un proyecto de decreto, muy tímido en la adopción de los principios tecnológicos de las finanzas abiertas, pero que daba un mensaje claro: haber entendido el ecosistema colombiano y ser generoso con la multiplicidad de modelos económicos que podrían adoptar los empresas reguladas. .

Si bien estamos esperando el decreto vigente para el primer trimestre de 2022, el 25 de julio se publicó con grandes y gratas sorpresas, tales como:

adquisición: se incluye como una actividad de finanzas abiertas, permitiendo la transformación de un modelo económico históricamente monopólico u oligopólico en un modelo competitivo, permitiendo no solo a las SEDPES y las instituciones de crédito prestar este servicio, sino también a las entidades no reguladas y por ende los medios de cualquier tecnología.

Hoy en día, en el mundo, existen entidades que brindan servicios de adquisición vía API, las cuales no requieren que el pequeño comerciante alquile o compre un dispositivo electrónico y mucho menos pague una renta mensual. Hay países donde el modelo de adquisición solo cobra una comisión de menos del 1% por cada transacción realizada… Esperamos que la competencia ayude a que esto sea una realidad en Colombia.

Inicio del pago: cualquier ciudadano puede solicitar a su plataforma digital favorita (regulada o no por la SuperFinanciera) para realizar instantáneo debita tu cuenta y paga a un tercero, ya sea una empresa de servicios públicos o una empresa.

Es una característica fundamental de las finanzas abiertas que está presente en todos los países donde se ha adoptado esta tendencia, con o sin regulación.

Por ejemplo, en Europa e Inglaterra es el nivel más desarrollado y por eso es criticado por no tener finanzas abiertas, solo un modelo de pago abierto. En Latinoamérica, Brasil tiene esta capacidad, con el segundo escalón de cuatro que ha desarrollado, mientras que en México no está regulado, pero se hacen millones de pagos por este medio vía API; Cerca de 30 millones de personas de bajos ingresos reciben un beneficio porque tiene un menor costo de transacción.

---

En Colombia, el ejemplo más cercano que tenemos de iniciación de pago es el botón PSE, pero pasa por la infraestructura ACH, que no es instantánea y costosa, en comparación con otros países.

Cuando el banco central lance su infraestructura de pago instantáneo, los usuarios verán los beneficios del Título 4.

Información personal: El punto de partida de las finanzas abiertas es compartir los datos privados y valiosos de las personas en un entorno controlado y solo cuando las personas lo permitan.

Cabe señalar que esta práctica tiene un potencial comercial significativo, pero hasta la fecha no se ha visto una monetización relevante de datos por parte de grandes instituciones financieras en otros mercados. Principalmente porque la infraestructura tecnológica donde se guardan estos datos está desactualizada, por lo que, para monetizarlos, todas las entidades deben iniciar un proceso de digitalización de sus sistemas internos y contratar expertos en la materia.

banco como servicio: Si bien el decreto permite a los sujetos obligados arrendar su infraestructura a terceros, en realidad esto no forma parte del financiamiento abierto en si, es un catalizador para que haya más competencia y que puedan surgir nuevas entidades prestadoras de servicios financieros sin tener que invertir mucho en sus primeros días.

Normas: Probablemente el más valioso de todos los decretos sea el Título 10, que otorga a la SuperFinanciera la responsabilidad de “definir los estándares de las finanzas abiertas en Colombia”.

Esto es importante porque obliga al mercado colombiano a acordar las reglas básicas de la tecnología que utilizarán los participantes en el ecosistema. Así, se evitará una multiplicidad de estándares y se alentará a todos a dejar de perder el tiempo eligiendo el tipo de asfalto y señalización vial que necesitan las vías, así como las medidas específicas del tipo de automóvil que transita a través de las finanzas abiertas en Colombia.

Para concluir, quiero felicitar al equipo y al ex equipo de URF y Superfinanciera por un gran trabajo que demuestra el carácter de los hacedores de políticas públicas en Colombia y su visión, entender hacia dónde va la nueva economía y su ética profesional, asumiendo la responsabilidad de hacer políticas públicas responsables.

más competencia más inclusión

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV Cuándo pagan las familias en acción en agosto: consultar si soy beneficiario, registro, fecha de pago y cómo facturar SuperGIROS | Prosperidad social | DPD | Gobierno Nacional de Colombia | CO
NEXT Emergia ofrece 2.000 vacantes en diferentes ciudades de Colombia | Usar